martes, diciembre 15


su cuerpo era tan reconcho como un montón de nieve caído a lo largo de la noche

haruki murakami

2 comentarios:

Lía dijo...

Pero qué preciosidad!!
Eres una máquina pequeñaaaaa

Carol dijo...

Me encanta la cabecera del blog, es una chulada de dibujo.